7E11x900y900¿Qué podemos hacer en 2013 para mejorar nuestras vidas tecnológicas, no sólo en nuestro beneficio, sino también para el del medioambiente? He aquí, una lista de sugerencias:

Obtener un termostato Nest (a la venta en Apple Store):Este termostato es un gran invento. Aprende los hábitos de cada uno y ajusta la calefacción y la refrigeración de tu hogar en base a sus costumbres. Básicamente se trata de un termostato programable que se programa a sí mismo de acuerdo a tus hábitos. El cambio a este termostato inteligente es una gran manera de usar la tecnología moderna en tu hogar para reducir al mínimo el uso de energía y tu factura, ya que ahorra entre un 20-30%.

Conocer las opciones de eficiencia energética del televisor: Si compraste un televisor con una buena calificación de eficiencia energética, cabe la posibilidad de que en la propia tienda, la televisión esté expuesta en funcionamiento del modo más atractivo posible (iluminación, modo de imagen, color, etc…) y no del modo más eficiente. Así que sugerimos que revises dicha configuración con el manual de instrucciones.

Minimizar los gadgets: Se trata de decidir sólo los dispositivos que nos hagan realmente falta y deshacernos del resto en los lugares adecuados. A menudo, cuando renovamos un nuevo aparato, como un teléfono móvil o alguna parte del ordenador, los guardamos en casa y se quedan ahí muertos de risa.

No compres un aparato nuevo este año: Esto ayudará a la resolución anterior. Que las empresas saquen modelos nuevos cada año, no significa que el del anterior ya no sirva. Su vida útil es más larga que un año, e ir renovando anualmente un aparato sólo porque han sacado un nuevo modelo, es un gasto de dinero innecesario.

Comprométete con el reciclaje de residuos electrónicos: Si renuevas un aparato, sea por el que motivo que sea, no te olvides de reciclar el que ya no sirve. Los Centros Comerciales ya cuentan con contenedores para el reciclaje de los aparatos electrónicos, y además están los puntos limpios.

Atrévete a reparar: Si algo se rompe. Trata de repararlo tú mismo o llevarlo a una tienda de reparaciones. Si la avería no es muy grave, suele ser mucho más rentable que comprarse uno nuevo.

Sustituye el hardware con aplicaciones: Hoy es más fácil que nunca realizar esto, pues los teléfonos móviles pueden realizar las funciones de muchos aparatos electrónicos, como la de reloj despertador, radio, relojes o cronómetros. Si tu móvil puede hacer de todo esto, ¿por qué conservar tantos aparatos electrónicos?

Busca una afición que no requiera el uso de un aparato electrónico: Existen varias y muy lucrativas como tocar un instrumento, jugar a juegos de mesa, el senderismo, hacer deporte… elije la que más te guste, y deja apartados los aparatos electrónicos por un día.

Fuente: TreeHugger