El lobo ibérico, catalogado como especie casi amenazada en el “Libro Rojo de los Mamíferos”, tiene una veda abierta de caza en el norte de España.

La Asociación para la Defensa Jurídica del Medio Ambiente-ULEX, la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies y la Asociación para la Conservación y estudio del lobo (ASCEL) han recurrido la nueva resolución del Parque Nacional de Picos de Europa que autoriza la batida de dos ejemplares de lobo ibérico.

El permiso que se ha emitido para autorizar dicha batida, es idéntico a otros dos que se encuentran suspendidos en su ejecución porque fueron impugnados ante el Juez de lo Contencioso Administrativo. Además, señalan que esta nueva autorización contradice lo que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente dijo en el Congreso de los Diputados, sobre que no tenían ninguna intención de iniciar batidas de lobos en el Parque Nacional de Picos de Europa.

Las asociaciones mencionadas, en una nota de prensa, dicen que las “cínicas declaraciones” del Ministerio “ocultando deliberadamente” a los ciudadanos las actuaciones para la erradicación del lobo ibérico en el Parque Nacional, son “el no va más de lo grotesco”. Por ello, esperan que haya una rectificación por parte del Ministerio y, por supuesto, una paralización inmediata de las batidas de los lobos.

La categoría de “especie casi amenazada” se otorga cuando, tras ser la especie evaluada por la UICN, está próxima en un futuro cercano a entrar en las categorías “vulnerable”, “en peligro” o “en peligro crítico” de la Lista Roja. Así pues, si el lobo ibérico está cerca de entrar en una de estas tres categorías, ¿por qué se siguen autorizando batidas?

Para evitar que se continúen aniquilando no sólo a uno de los animales más bellos de nuestro país, sino a uno que nos proporciona también una riqueza ecológica y ayuda a mantener el ecosistema de las zonas en las que habita, podéis FIRMAR LA PETICIÓN para que se realice un censo poblacional en Asturias, de modo que se pueda probar que las batidas contra el lobo son totalmente innecesarias.

Fuente: ASCEL