La cogeneración es una tecnología que se encuentra extendida en otros combustibles renovables como la biomasa, así como en otras aplicaciones asociadas al tratamiento de residuos. En el ámbito de los residuos destacan las instalaciones de tratamiento y reducción de purines de explotación de porcino, de lodos derivados de la producción de aceite de oliva y las de lodos de depuradora, así como instalaciones de biogás asociadas a vertederos y a otros residuos y lodos biodegradables, donde la cogeneración realiza una notable contribución a la eficiencia energética y al medio ambiente.

cogeneracion1

La biomasa, puede ser catalogada como “todo material de origen biológico excluyendo aquellos que han sido englobados en formaciones geológicas sufriendo un proceso de mineralización”. La biomasa aporta distintos usos energéticos, desde los puramente térmicos –como puede ser una caldera de biomasa para calefacción residencial -, hasta los puramente eléctricos – como la co-combustión en centrales térmicas convencionales con otros combustibles, o la generación pura de electricidad-. Se considera cogeneración en aquellos usos en los que, además de la producción de electricidad, se encuentra asociada una producción de calor útil que está vinculada a una demanda económicamente justificable de calor, es decir, una demanda térmica que en caso de no existir la cogeneración sería necesario atender mediante otros medios a precios de mercado.

La diferencia efectiva entre una generación eléctrica pura con biomasa y una cogeneración radica sustancialmente en la existencia del aprovechamiento de calor, que permite alcanzar rendimientos del combustible muy superiores – digamos hasta de un 80% – en comparación con los rendimientos menores – del orden de 30% – que se alcanza únicamente mediante la generación eléctrica.

En la práctica, cualquier combustible biomásico susceptible de ser utilizado para la generación de electricidad, puede ser empleado mediante técnicas de cogeneración, tal y como sucede en el ámbito de los combustibles fósiles: tales como cultivos energéticos agrícolas y forestales, residuos forestales y de la industria forestal, agroforestal y agrícola, licores negros de la industria papelera, residuos de operaciones silvícolas, etc.

Tres tecnologías como la biomasa, la cogeneración y los residuos comparten el no haber alcanzado los objetivos previstos para 2012, quedándose en cumplimientos entre el 40 y 70% de lo previsto, pese a sus grandes ventajas en cuanto a la generación de empleo, generación de actividad económica y competitividad con otras actividades productivas no energéticas.

La generación de electricidad con biomasa es la tecnología que mayor empleo directo genera en su explotación, con casi 10 empleos por MW instalado, según recoge el estudio del Boston Consulting Group para ACOGEN “Valoración de los Beneficios asociados al desarrollo de la cogeneración en España”.

 

Generación y cogeneración con biomasa en España

 

Si atendemos al desarrollo de la generación eléctrica con biomasa –sin considerar el biogás, actualmente unos 218 MW-, con datos 2010 la cogeneración supone el 48% de la capacidad instalada de generación de electricidad con biomasa en España, -un 30% si considerásemos adicionalmente las cifras de biogás-, y las previsiones incluidas en el PER hasta el 2020, apuntan que la generación de electricidad con biomasa será en un 67% con cogeneración. De los 501 MW de potencia eléctrica de biomasa existente en España el año pasado (grupos b6 y b8) unos 238 MW son aplicaciones con cogeneración.

biomasa

La producción de electricidad con biomasa en 2010 fue de 2,424 Gwh de los que prácticamente la mitad se produjeron en cogeneración. Las perspectivas de producción para cierre de 2011 apuntan un crecimiento del orden del 15% en toda la generación con biomasa, de la que la cogenerada permanecerá en cifras similares a la del año anterior.

En nuestro país, así como la cogeneración se ha desarrollado asociada fundamentalmente a la industria manufacturera -90% del total de la cogeneración-, en químicas, refinerías, papeleras, cerámicas, ladrilleras, textiles, lácteas, bebidas alcohólicas, automóvil y un largo etc., también la generación eléctrica con biomasa se ha desarrollado asociada a las industrias agrícola, forestal y papelera y a la biomasa generada por dichas industrias en sus operaciones (ver cuadro 2), con un peso muy superior al aprovechamiento derivado de cultivos energéticos agrícolas o forestales específicamente cultivados para tal fin.

 

La cogeneración con biomasa en el PER 2011-2020

El PER 2011-2020 realiza un extensivo análisis y establecimiento de objetivos tanto para el desarrollo de la generación con biomasa como para la cogeneración, identificando barreras a su desarrollo y los sectores susceptibles de realizar una mayor cogeneración con biomasa.

Barreras al desarrollo de la cogeneración con biomasa

Adicionalmente a las barreras clásicas para el desarrollo de la generación con biomasa, la cogeneración con biomasa presenta unas barreras propias a su introducción, entre las que cabe destacar las dificultades para combinar proyectos de generación eléctrica y usos térmicos, que deben estar supeditados a encontrar una demanda adecuada de energía térmica. Esto implica alcanzar unos niveles de consumo de la parte térmica que o bien se cumplen limitando la potencia eléctrica instalada o bien obligan a plantear los proyectos sin la retribución adicional para cogeneración, salvo en algunas industrias agroforestales o industriales definidas por sus demandas aprovechables de calor.

También en el ámbito de las limitaciones técnicas, existen una serie que pretendían evitar el uso abusivo de ciertos combustibles convencionales o de los mecanismos de hibridación con renovables. Pero estas limitaciones también han impedido la mejora de los sistemas de producción, que en algunas circunstancias justifican sobrepasar estos límites. Este es el caso del uso del gas natural (menor del 10% de la energía primaria) cuya mayor flexibilización y adecuación según casos permitiría ciclos más eficientes bajo ciertos esquemas de operación.

 

Objetivos de cogeneración con biomasa en el PER para 2020

El PER 2011-2020 contempla el desarrollo de la cogeneración con biomasa asociada principalmente a tres sectores donde sus características de demanda térmica permiten una mayor evolución y oportunidad:

o Pasta, papel e impresión.

o Madera, corcho y muebles, incluyendo plantas de pelets.

o Alimentación, bebidas y tabaco.

Así, para el año 2020 el PER obtiene un incremento de potencia de cogeneración con biomasa de 299 MW.

– Objetivos de cogeneración y generación pura a 2020

Tanto las cifras actuales de cogeneración como las proyecciones establecidas en el PER, muestran que la cogeneración con biomasa es un factor clave para el desarrollo de la generación de electricidad con biomasa en España, específicamente en algunos sectores de la industria manufacturera, previéndose la instalación de unos 300 MW adicionales de cogeneración con biomasa para el año 2020, lo cual supondrá rebasar el doble de la cifra actual instalada.

Más información en: www.acogen.org/