Ya comentamos en anteriores ocasiones de numerosos eco robots que se están desarrollando para limpiar al medio ambiente.

Ahora y precisamente celebrando el European Maritime  Day (Día Europeo del Mar)– 20 de Mayo 2010 en Gijón, profundizaremos en un pez robot capaz de detectar la contaminación, desarrollado por Ingenieros de la Universidad de Essex en el Reino Unido, dando como resultado un magnífico producto preparado para su primera misión en el mar Cantábrico, precisamente en Gijón – Asturias, como parte del Proyecto European SHOAL, los peces se enviarán a explorar el mar para controlar los contaminantes procedentes del puerto.

Si la iniciativa tiene éxito, este tipo de peces podría ser utilizado en mares, ríos y lagos de todo el mundo.

Estos peces androide,  con una fisonomía similar al pez carpa, están equipados con sensores químicos que les permiten detectar agentes contaminantes, como filtraciones en tuberías subterráneas o en barcos.

“Estamos construyendo sobre un diseño que lleva funcionando cientos de millones de años, probado por la evolución y que tiene una increíble eficiencia energética”, explican los científicos encargados del experimento.

Gracias a esta eficiencia energética pueden estar navegando sin necesidad de la interacción humana durante muchas horas. Llevan equipados un sofisticado conjunto de sensores para controlar a los buques, así como derrames de productos químicos, contaminación por petróleo en la superficie del agua y en zonas más profundas. Sus registros de datos se descargan de forma inalámbrica, siendo posteriormente estudiadas para formar una imagen de cuando y donde la contaminación se ha originado.

Cada pez robot tiene un coste de unos 29.000 dólares y mide aproximadamente 1,5 metros. Aún no está claro qué pasará cuando estas creaciones humanas deban enfrentarse a algún depredador o qué ocurrirá si los peces robot caen en las redes de un buque pesquero.

Fuente: www.meaburroeninternet.com