Tanto en Europa como en América se están impulsando los transportes de mercancías en medios de transporte verdes como es el caso de los camiones eléctricos. Un buena noticia si pensamos que el transporte es responsable del 26% de las emisiones de CO2 en la Unión Europea. Y, dentro de este sector, la carretera representa el 85% del total de emisiones.

En EEUU, la compañía FedEx, una de las mayores empresas de transporte de paquetería del mundo, anunció hoy que comenzará a usar este año cuatro camiones totalmente eléctricos en el reparto de mercancía por primera vez en Estados Unidos.

La empresa prevé que los nuevos modelos comiencen a prestar servicio en el área de Los Ángeles (California) en junio próximo y se unan así a los más de 1.800 vehículos de su flota alrededor del mundo que ya utilizan sistemas de energía alternativos a los convencionales, explicó la compañía en un comunicado.

FedEx, con sede en Memphis (Tennessee), explicó que dos de los vehículos eléctricos que utilizará en Estados Unidos los fabrica Navistar y se basan en el modelo Modec, de los que ya utiliza diez camiones en sus servicios en Londres y usará otros cinco en París.

En Europa, el fabricante de vehículos industriales Renault Trucks, del grupo Volvo, y la empresa energética francesa EDF, han firmado un acuerdo con el fin de impulsar el uso de camiones y vehículos comerciales eléctricos para el transporte de mercancías en las ciudades.

La colaboración se centra inicialmente en el modelo Maxity eléctrico, un vehículo que dispone de una carga útil de dos toneladas. Los dos socios dejan abierta la posibilidad de colaborar en el futuro sobre otros vehículos eléctricos de la gama de Renault Trucks.

El Maxity eléctrico es un vehículo sin emisiones ni contaminación acústica que alcanza una velocidad máxima de 90 kilómetros por hora y con una capacidad de carga útil de dos toneladas como máximo. Su autonomía alcanza cien kilómetros.

Con estas iniciativas que hemos comentado, el transporte eléctrico es una realidad cada vez más cercana.

Fuente: EuropaPress, El Economista