Si te gustan las emociones fuertes, el murmullo del agua y los paisajes de ensueño no puedes dejar de acercarte a estos cañones de España que no te dejarán indiferente. Solamente hacen falta muchas ganas de aventura, ropa y calzado adecuados según la estación, y, por supuesto, agua y víveres para no desfallecer en el intento. Es posible hacer turismo y visitar algunos de ellos con niños que ya sean mayores, pero con niños pequeños no es lo más recomendable.

1. Desfiladero de los Gaitanes (Málaga, Andalucía)

Se trata de un paraje natural situado en la parte occidental de las Cordilleras Béticas dominado por las calizas y dolomías jurásicas. El río Guadalhorce ha configurado el increíble paisaje que puede ser divisado desde las pasarelas que se han ido instalando por lo que se conoce como “Caminito del Rey” (por Alfonso XIII).

Discurre entre los términos municipales de Ardales, Antequera y Álora. En los tramos más estrechos, tan sólo tiene 10 metros de anchura y alcanza más de 400 metros de altura. 

Es posible observar cabras montesas en las partes con más altitud, y sobrevolando los cielos, azores, halcones o cernícalos vulgares.

Desfiladeros

Desfiladero de los Gaitanes (Málaga).

                                                                                                                                                                   Imagen de flickr

2. Gargantas de Escuaín (Huesca, Comunidad Autónoma de Aragón)

Ubicadas en el Pirineo de Huesca, se trata de el desfiladero del río Yaga. Formando parte del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

El modelado kárstico ha hecho un efecto sobrecogedor, creando cavidades subterráneas en forma de Y. Las tres simas confluyen en un espacio denominado “La Turbina”.

¡Para los que no tienen vértigo!

Desfiladeros

Gargantas de Escuaín (Huesca, Comunidad Autónoma de Aragón).

                                                                                                                                                           Imagen de Jsanchezes

3. Cañón de los Almadenes (Región de Murcia)

Se trata de un Espacio Natural Protegido ubicado en la parte alta del río Segura en la Región de Murcia. Discurriendo por dos kilómetros en el río Quípar y nueve kilómetros en el río Segura, se prolonga por 116 hectáreas que pertenecen a los municipios de Calasparra y Cieza. En algunos puntos presenta paredes verticales de más de cien metros de altura, ya que atraviesa las sierras del Molino y Palera con fracturas y fallas en el relieve por la disolución de rocas carbonatadas.

Respecto a la vegetación que allí prolifera, hay que destacar la presencia de álamos, taray y baladres. En cuanto a la fauna, es posible divisar a la garza real, sirviendo de refugio a murciélagos. El sapo corredor, el gallipato, el galápago leproso, nutrias, el sapo común, y la rana verde; son algunos otros pobladores.

Además, se pueden encontrar dos yacimientos arqueológicos que demuestran la existencia de pobladores en la prehistoria. Constituyéndose en abrigos rocosos modelados por el río. La Cueva de los Monigotes o Abrigo del Pozo se encuentra en la margen derecha del río y en sus paredes se observan pinturas rupestres datadas en el Eneolítico. La cueva-sima de La Serreta2​ también conserva pinturas rupestres y restos de la Edad de Bronce e Ibero-romanos. Las dos fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999.

Desfiladeros

Cañón de los Almadenes (Región de Murcia).

4. Parque natural del Cañón del río Lobos (Burgos y Soria, Comunidad Autónoma de Castilla y León)

El Parque natural del Cañón del Río Lobos es un espacio natural protegido de la comunidad autónoma de Castilla y León, España. Aproximadamente, un cuarto de su superficie se concentra en la provincia de Burgos y tres cuartos en la de Soria. Posteriormente, se declaró ese mismo lugar Zona de Especial Protección para la Aves (ZEPA). 

 Situado en la separación de la cordillera Ibérica con la alta meseta del Duero, se trata de un profundo tajo excavado en las calizas mesozoicas del cauce fluvial, dejando a la vista enormes paredones de varias decenas de metros de elevación. Este tajo es fruto de una doble erosión: la debida al desgaste del propio río y la debida a la disolución de la roca por el agua. 

Toda el área es un inmenso karst con muchas cuevas y simas, además de sumideros. El sistema de aguas subterráneas y acuíferos es espectacular. Estando formado el acuífero kárstico del cañón por calizas del cretácico, que se apoyan sobre una base impermeable de margas. 

Destaca la gran presencia de aves rapaces como el águila, el búho real, el alimoche, el halcón y el azor; aunque es más conocido por ser el hábitat ideal para el buitre leonado, asentado en las cornisas de los farallones y sus oquedades, estando su silueta vagando por el aire como símbolo distintivo del lugar. Además, es posible observar truchas y nutrias en las aguas y la hoz del río; conviviendo con distintas especies de anfibios, reptiles y peces como la rana, la lagartija, la culebra, la víbora hocicuda y el barbo.

Desfiladeros

Parque natural del Cañón del río Lobos (Burgos y Soria, Comunidad Autónoma de Castilla y León).

5. Congosto de Collegats (Lérida, Cataluña)

Es un desfiladero de unos cinco kilómetros de longitud formado por el río Noguera Pallaresa, en el límite de las comarcas leridanas del Pallars Jussá y Pallars Sobirá.

El río, tras pasar por la población de Gerri de la Sal entra en el congosto cruzando las sierras de Peracalç, que queda al O, y de Cuberes al E, la cual forma parte de la sierra de Boumort. Dentro de los límites del congosto, el río recibe por el margen derecho el barranco de San Pedro y por el izquierdo el barranco de Llabro y el del Infierno, siendo este último el límite entre las dos comarcas.

La Argenteria (platería) es uno de los puntos más atractivos del lugar. Se trata de una zona de roca calcárea, donde una surgencia de agua la modela, adoptando unas formas asombrosas, muy gaudinianas. En inviernos muy fríos, cuando el agua que fluye por la roca se convierte en hielo, aumenta su espectacularidad y belleza debido a los carámbanos, que con el brillo del sol adquieren matices argentinos (de ahí su nombre).

En la entrada S del desfiladero se encuentra la Font de la Figuereta (fuente de la higueruela), con un área de descanso a pie de carretera. Desde aquí se puede seguir el antiguo camino de herradura, perfectamente señalizado, que cruzaba el desfiladero y que pasa cerca del monasterio de Sant Pere de les Maleses, cenobio troglodítico actualmente en ruinas, situado en el barranco de San Pedro. Este camino pasa, más adelante, junto a la cueva de la Serpiente, fuente de una leyenda con terribles consecuencias para los viajantes de antaño.

Desfiladeros

Congosto de Collegats (Lérida, Cataluña).

6. Desfiladero o tajo de Ronda (Málaga, Andalucía)

 Tiene una superficie de 47,5 ha aproximadamente y una garganta excavada por el río Guadalevín de 500 m de longitud y 100 m de profundidad. Su anchura es de 50 m y presenta un gran escarpe que se abre hacia “La Caldera”, hondonada de forma circular.

Las dos mesetas que lo conforman se originaron mediante un movimiento sísmico hace más de 5 millones de años y están separadas por una garganta que lentamente ha ido horadando el río Guadalevín. El resultado es un impresionante roquedo labrado en piedra arenisca.

La Caldera está cubierta por matorral dispersa, que también aparece colgado en el escarpe y al borde de la cornisa. Las aves que habitan este espacio: las chovas piquirrojas y también podemos observar al cernícalo primilla y al halcón peregrino. En los jardines aledaños es posible escuchar cárabos, lechuzas comunes y autillos y en las zonas bajas, donde el río se abre, mochuelos e incluso búho real, lo que viene a ser una muestra amplia de las rapaces nocturnas que pueden verse en toda España. En primavera es también destacable el vuelo de los vencejos pálidos y comunes, junto al de aviones comunes y roqueros y golondrinas dáuricas y comunes. Ligados al mismo cauce podremos observar lavanderas blancas y cascadeñas y también el vuelo del martín pescador. También conviene prestar atención a las alturas para no perdernos a las rapaces que sobrevuelan la ciudad, entre las que cabe destacar al buitre leonado, aunque podría verse prácticamente cualquier especie.

Desfiladeros

Desfiladero o tajo de Ronda (Málaga, Andalucía).

7. Foz de Arbayún (Comunidad Foral de Navarra)

La Foz de Arbayún (Arbaiungo Arroila en euskera) está situada al este de la provincia de Navarra (España), a unos 15 km de Lumbier en dirección a Navascués.

Se trata de un profundo cañón excavado por el río Salazar en la roca caliza de la Sierra de Leyre, que tiene unos 6 km de longitud y casi 400 m de profundidad de paredes verticales.

En sus roquedos anida la mayor colonia de buitres leonados de Navarra visibles desde el balcón voladizo del Mirador de Iso, además de contar con otros tipos de rapaces como el águila real, el alimoche y el quebrantahuesos. La gran riqueza natural que convive en la Foz de Arbaiun le ha valido las denominaciones de Reserva Natural y Zona de Especial Protección de las Aves.

Desfiladeros

Foz de Arbayún (Comunidad Foral de Navarra).

8. Cañón o desfiladero del río Borosa (Jaén, Andalucía)

Se le conoce como la Cerrada de Elías, es un lugar paradisíaco en medio de la naturaleza. Esta zona es posible visitarla con niños mayores, ya que tiene unas pasarelas en los laterales de madera para hacer el camino más cómodo y desde las que se puede observar el espectáculo natural. Chopos, quejigos, bojs, fresnos, arces o espinos albares nos acompañan en el recorrido, pero es posible ver diferentes tipos de aves como: azor común, búho real, águila real, gavilán, cárabo, mirlo acuático, martín pescador, oropéndola, lúgano y golondrina dáurica.

Sobresale su planta carnívora por excelencia, la Pinguicula vallisneriifoliasímbolo inequívoco de este lugar, al igual que la lagartija de Valverde; que crecen y viven en este tipo de ecosistema.

Desfiladeros

Cañón o desfiladero del río Borosa (Jaén, Andalucía).