Del 6 de noviembre al 17 de noviembre, la ciudad alemana de Bonn acoge la cumbre del clima de Naciones Unidas (COP23) que pretende detener el calentamiento global.

Fiji espera romper algunos de los problemas aparentemente insolubles que han convertido estos más de 20 años de negociaciones en una fuente de amargo conflicto.

La cumbre sobre el clima COP23, 20 años de lucha

Las COP siempre hay una nación anfitriona y, por primera vez será Fiji, una de las pequeñas naciones insulares que están en mayor riesgo por el aumento del nivel del mar y las tormentas extremas que está produciendo el cambio climático, aunque la cumbre se celebra en Alemania por razones prácticas.

“Talanoa”, el arma secreta de Fiji

Talanoa es un término de Fiji para las discusiones destinadas a crear consenso, expresar las diferencias de manera constructiva y encontrar formas de superar las dificultades o emprender nuevos proyectos. Es uno de los pilares de la sociedad de Fiji, utilizado durante siglos para fomentar una mayor comprensión entre un pueblo distribuido en muchas islas pequeñas y llevarlo a través de una existencia difícil.

Otro protagonista indirecto será Donald Trump. El presidente de los Estados Unidos este verano anunció el retiro de los Estados Unidos del acuerdo de París . Esto fue un golpe para los otros 194 países que se suscribieron al acuerdo de París, porque Estados Unidos es el segundo mayor emisor de combustibles fósiles del mundo, después de China.

En Bonn, el equipo de Trump se está preparando para inflamar aún más las conversaciones, concentrándose en los supuestos beneficios del poder de carbón.

Los anfitriones de Fiji intentarán crear transparencia y un diálogo constructivo, y esto será crucial para aumentar con éxito los duros objetivos climáticos evitados en París.

En el aspecto puramente negociador, la COP23 se definirán los términos de la reducción de emisiones de los países y los periodos de revisión de los mismos para limitar el calentamiento global a 2ºC, que según los científicos es el límite de la seguridad.

 ¿Qué se espera de Bonn?

La cumbre sobre el clima COP23, 20 años de lucha

En esta foto, de izquierda a derecha: Jochen Flasbarth, Secretario de Estado alemán; Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de la CMNUCC; Inia Seruiratu, Ministro de Agricultura de Fiji, Desarrollo Rural y Marítimo y Servicios Nacionales de Gestión de Desastres y Meteorología, y Campeón Global de Acción Climática. Foto UNFCCC flickr.

Hay un largo camino desde que en 1972 se celebró en Estocolmo, Suecia, la primera Cumbre sobre el Clima.

En lo que todos están de acuerdo es en la reunión de Bonn servirá como una “prueba de fuego” para levantar los obstáculos y aclarar el camino que desemboque en un compromiso formal y operativo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de los países industrializados (sin EE. UU.) y mantener vivo el espíritu de París.

El objetivo fundamental de la 23ª “conferencia de las partes” (COP) bajo la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), es lograr la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que impida interferencias antropogénicas peligrosas en el sistema climático. 

La COP23 se celebra del 6 de noviembre al 17 de noviembre en la ciudad alemana de Bonn.