El término de “oveja negra” se asocia generalmente a aspectos negativos, como por ejemplo la rebeldía. Inspirada en esta figura retórica de «oveja negra» la diseñadora Hanna Bramford ha creado este taburete de lana de «oveja negra» como parte de un proyecto de diseño para la Lund School of Architecture.

El símil no sólo se queda en el nombre y en el hecho de haber utilizado lana de ovejas negras para su elaboración, sino también en su forma. Es así como vemos un taburete de tres patas de madera clara, coronadas por un asiento redondeado cubierto por pelotitas rellenas y cubiertas de lana, que nos recuerdan al cuerpo del animal.

Una creación muy original y divertida realizada con materiales 100% ecológicos. Al igual que hacían nuestras abuelas que lavaban la lana al río para quitarle la grasa, posteriormente la lana se “carda”, mediante un proceso que consiste en sacar las fibras de la que esta hecha y se realiza un fieltro artesanal con ella, mediante agua caliente y jabón para conseguir la textura deseada. Un proceso de elaboración totalmente tradicional y responsable con el medio ambiente.

Ovejas Negras

Hanna Bramford con la lana de las ovejas

Bolitas de lana

Proceso de creación del taburete de lana de oveja negra

Proceso de cardado tradicional

Proceso de fieltro artesanal

Cesta de bolas de lana

Taburete de oveja negra

Taburete de oveja negra

Nos parece una idea muy original, ¿y a ti?