Isolux Corsán en colaboración con la ONG 'Valencianos por Nicaragua' ha donado al país latinoamericano 28 paneles solares para dotar de energía eléctrica a familias campesinas del país. Gracias a estos paneles solares, cientos de personas que habitan en el norte del país lejos de de redes eléctricas podrán disfrutar de una energía limpia que facilitará sus vidas.

3

Isolux Corsán es una compañía global que trabaja en las áreas de concesiones, energía, construcción y servicios industriales. Cuenta con más de 80 años de historia, estando presente en más de 40 países de cuatro continentes, siendo uno de los primeros grupos europeos de infraestructuras. La ONG 'Valencianos por Nicaragua' es una Asociación sin ánimo de lucro, aconfesional y apolitica constituida legalmente en 1996 por un grupo de valencianos sensibilizados por la pobreza existente en el país.

La llegada de estos paneles solares ayudaran a una población que alcanza el 68% en estado de pobreza en las zonas rurales, debido en gran medida a que la red eléctrica nicaragüense solo alcanza al 72,9% del país, reduciéndose este dato hasta el 41,3% si se trata de zonas rurales, como son las que disfrutaran de la donación de las placas solares.

'Valencianos por Nicaragua' ayuda en las zonas más afectadas por la pobreza con la construcción de viviendas unifamiliares que mejoran la vida multitud de familias. Estas viviendas son construidas en su totalidad con la participación solidaria de los campesinos de la zona, que son los que colaboran entre sí para la construcción de las casas. La ONG les aporta los conocimientos y materiales necesarios para la construcción de las mismas, gracias a las ayudas que la organización recibe.

Con los paneles solares donados por Isolux Coursán, estas viviendas podrán disfrutar de la energía eléctrica de una forma limpia, cuidando además del entorno rural que les rodea sin dañar la naturaleza pero mejorando la vida de las familias campesinas nicaragüenses.