Poco a poco van introduciéndose nuevas marcas en el mercado cosmético español ecológico. Una de las recién llegadas es la de Le Petit Olivier. Una firma afincada en el sur de Francia, que destaca por tener unos envases con una decoración exquisita y unos productos muy eficaces. Sobresalen especialmente sus ingredientes naturales tradicionales: el aceite de oliva, el aceite de argán, la manteca de karité y la arcilla verde. Muchos de ellos provenientes del comercio justo con comunidades de Burkina Faso o Marruecos. No testados en animales y con el sello ECOCERT y COSMEBIO.

He probado la gama de los champús, y  hoy me voy a ceñir al Champú para cabellos normales. Un envase de 250 ml. con extracto de semilla uva que tiene una textura muy cremosa, con un aroma ligero, que se extiende fenomenal por el cabello. Aunque lo recomendable siempre es, que utilices una pequeña cantidad y se emulsione con agua, para que se reparta bien el producto. Me ha gustado especialmente que sea muy agradable su utilización, ya que deja el cabello bastante nutrido, prácticamente no se necesita suavizante; a diferencia de otros champús ecológicos, que si es cierto que es necesario aplicarte un producto “extra” para poder desenredarte, sobre todo si luces una melena larga. Es perfecto para chicos y chicas que no encuentren un producto apropiado para su edad, rápido y eficaz, pero que quieran que sea respetuoso con el medio ambiente y que resalte la belleza natural de su pelo.

Cunde mucho, y su fórmula es bastante respetuosa con la piel. Muchas veces aunque sean productos ecológicos, siempre puedes tener alguna reacción de sensibilidad hacia algún ingrediente concreto. Sin parabenes, sin colorantes y con perfume natural. La gama de productos bio de esta marca poco a poco va aumentando, así que esperaremos impacientes para seguir viendo sus novedades, que cuidan nuestro entorno y nuestro bolsillo. Los productos de Le Petit Olivier los podemos encontrar en Carrefour Planet