keepfreshHace tiempo me topé con este novedoso invento que consistía en unas láminas de papel absorbente capaces de conservar las frutas y verduras el doble de tiempo sin que se estropeen. Al principio pensaba que exageraban un poquito con lo que se decía de la lamina, y decidí investigar sobre ello. Contacté con el fabricante que gustoso me ofreció el producto para que lo probara y diera mi opinión, sin ningún tipo de cortapisas.

Llevo probando las láminas de KeepFresh desde hace varios meses, y los resultados hablan por si solos. Jamás había tenido tanto tiempo tomates, pimientos y demás verduras ecológicas sin tener que tirarlos o comérmelos a la carrera. El secreto de este invento, reside en sus propiedades absorbentes de un gas llamado etileno. Pero ¿qué es el etileno?laminas-keepfresh

¿Qué es el etileno?

El etileno es una hormona vegetal responsable de los procesos, entre otros, de la maduración de los frutos, y en el envejecimiento de las hojas y flores. Seguro que conocéis el dicho de  “una manzana podrida echa a perder las demás“, esto tiene su fundamento científico. En el proceso de maduración de la fruta, se desprende de forma natural etileno, y esta hormona vegetal es el causante de la maduración, por eso cuando una verdura o fruta está muy madura, desprende etileno que contagia al resto estropeando el género.

¿Cómo funciona KeepFresh?

De este modo al reducir el etileno gracias a las láminas de papel de Keepfresh, ayuda a que la fruta no se estropee tan rápidamente, incluso cuando se encuentran en la nevera. Ingenioso, ¿no?

Cada lámina está compuesta por dos capas de papel de calidad alimentaria, conteniendo en su interior un material activo, compuesto por Sepiolita (un tipo de arcilla), Antioxidante E-331 y E-300 y Permanganato Potásico, que cuenta con la certificación necesaria para ser utilizadas en la alimentación. Las comercializan en distintos tamaños y formatos, adecuados para el uso industrial y para el uso doméstico.

[youtube]http://youtu.be/R6spoaMkuao[/youtube]

Afirma el fabricante que las láminas no alteran las cualidades de los alimentos, es inocuo y no emite ningún elemento químico sobre ellos. Su única función es la de crear una atmósfera adecuada para la conservación de los vegetales frescos, para ello basta con poner las láminas en el fondo del cajón de los vegetales nuestro frigorífico, y también podemos ponerlas sobre las frutas y verduras.

La vida útil de estas láminas es de un mes y para el uso doméstico se venden en su propia web en packs de 3 bolsas (cada bolsa contiene 2 láminas KeepFresh) o 6, a un precio de 8,90 euros y 15,90 euros respectivamente (IVA y gastos de envío incluido).También las puedes encontrar en grandes almacenes de alimentación.