delfinesEn este vídeo que os muestro a continuación, varios niños y niñas piden que se termine con la matanza de delfines que se produce todos los años en Japón.

Por estas fechas, se «abre la veda» a la matanza de más de 20.000 delfines, marsopas y pequeñas ballenas en las costas de Taiji en Japón. 

A partir del 1 de septiembre y suele continuar hasta marzo del próximo año, grupos de pescadores de la zona de Taiji, en pequeñas embarcaciones cercan a manadas de cetáceos en bahías poco profundas y a cuchillo los matan convirtiendo la costa de color rojo.

[youtube]http://youtu.be/KP-LqyPVkh4[/youtube]

 

Esta masacre anual de delfines era prácticamente desconocida hasta que en 2003 la película “The Cove” (La cueva), ganador de un Oscar al mejor documental, mostrara al mundo la cruel tradición de Taiji. El documental fue llevado a cabo por una organización conservacionista, Save Japan Dolphins”, liderado por el conocido entrenador de delfines Richard O’Barry que, equipados con cámaras ocultas, consiguieron grabar la caza de delfines y documentar el lucrativo negocio que representa el tráfico de estos pequeños cetáceos. La caza de los delfines tiene fines lucrativos, por un lado los ejemplares más bonitos son vendidos en los acuarios y zoológicos de todo el mundo, donde son explotados, el resto son aniquilados brutalmente y su carne se comercializa en los supermercados de Japón.

PressRoom_bloody cove

La carne de cetáceos contiene elevadas cantidades de mercurio

Además se sigue matando cetáceos en Japón para su consumo cuando se ha demostrado que su carne no es nada buena para la salud, por su contenido en mercurio. En 2008, el Instituto Nacional para la Enfermedad de Minamata (NIMD) comprobó que la carne de cetáceos de Taiji tenía más de 13ppm de mercurio; más del 65% de los cuales fue el metil-mercurio, y los intestinos, también son muy apreciados, además contienen altas concentraciones peligrosas para la salud humana de mercurio mineral. Tanto es así, que el gobierno de Japón, desde 2003, recomienda que no se consuma carne de cetáceos a mujeres embarazadas y a niños.

El delfín es uno de los animales más inteligentes y una de las especies más admiradas en todo el mundo, pero esta fama ha ido en contra suya, al recluirlos a muchos en piscinas para el divertimento de público en general. “La sonrisa del delfín es el mayor engaño de la naturaleza”, con esta afirmación arranca el documental The Cove con Subtítulos al Español:

[youtube]http://youtu.be/dD2PW_EfNUw[/youtube]

 

Desde este blog hacemos un llamamiento para que no asistas a zoos y delfinarios para evitar esta práctica lucrativa que somete a estos inteligentes animales a la semi-esclavitud.

Fuente:

http://dolphinproject.org