La vida es un fenómeno que depende de la interacción con otros seres de la misma especie, otros organismos y con el medio que nos rodea. Esta relación posee uniones fuertes o tenues con un valor determinado, para que se de el fenómeno de la vida, constituyendo los componentes más importantes de la ecología.

Esa ciencia no puede ser extraña a ninguna persona, pues todos respiramos aire, consumimos agua y utilizamos el suelo.

Es importante conocer lo que puede ocurrir a estos elementos, los riesgos para su estabilidad, nuestra responsabilidad en su preservación y la forma de protegerlos desde nuestro compromiso.