Esta cadena hotelera posee cinco hoteles en Dinamarca, un resort en Bali y una pequeña villa en la Costa Azul, en Francia. Siguen todos los principios eco: reciclan y sus espacios están decorados con materiales de larga duración (piedra, madera). Valga  un ejemplo: los posos del café del desayuno son reutilizados después para cremas exfoliantes; y todos sus productos son orgánicos, hasta hornean sus propios panes.

Foto Hotel Aarhus

Utilizan energía solar (mediante paneles  en el tejado) y bio-fuel, para no causar un gran impacto en el medioambiente, generando emisiones indeseables. Son hoteles autosuficientes, con aplicaciones que tienen dispositivos de detección de movimiento y focos ahorradores de energía.
Es maravillosa su decoración, con un estilo exótico, que funde elementos orientales con otros más rústicos y tradicionales del norte de Europa.

Llaman la atención sus lujoso spas y las clases de yoga de sus hoteles, impartidas por grandes expertos en la materia.

Riegan sus jardines con agua de lluvia que se recoge en barriles.

Clasifican la basura según las posibilidades existentes en su ciudad, y además han establecido una colaboración con un empresario privado, que les da la posibilidad  de clasificar en papel fino, cartón, vidrio y pilas.

gardenbar dinamarca

Foto Hotel Axel

No tienen botellas  de agua hechas con plástico en las habitaciones, ya que el agua allí es limpia y fresca, y se puede beber directamente del grifo. Por eso   han  producido botellas reutilizables de cristal en los hoteles, para su uso por los clientes y empleados.

Todos sus proveedores de alimentos, bebidas, productos higiénicos, productos de belleza y salud, productos de limpieza, ropa de cama, toallas, etc – son orgánicos y / o el comercio justo, y sobre todo, locales.

Foto Hotel Bali

Los productos de limpieza, por supuesto, también son biodegradables.

Desde diciembre de 2009, las tarjetas magnéticas están hechas de maíz y otros materiales vegetales, que son 100% biodegradables y sostenibles.
Apoyan a “the Children´s Heart Foundation”, niños con cardiopatías congénitas y a sus familias,  mediante la donación  por sus clientes de 2 €, al final de cada estancia.

Foto Axel Spa

Están involucrados con su barrio, y cooperan con las diversas organizaciones sociales y caritativas, y con las las empresas locales, que trabajan para mejorar las condiciones de la gente que vive allí.

Producen muy poco material impreso, prefieren comunicarse a través de su página web.
Hotel Guldsmeden ha trabajado con expertos y ha desarrollado una gama de productos para la piel de marca propia, y productos de belleza disponibles en el spa y baños, 100% orgánica y sostenible.

c_junior_suite

Foto Hotel Carlton

Guldsmeden es también miembro del Consejo Eco-danes.

El Axel Hotel Guldsmeden es el primer hotel en Escandinavia miembro de “Green Globe”, una organización internacional de certificación, con las normas más estrictas en la actualidad, sobre turismo ambiental .
Les encanta el ambiente acogedor, que da tomar un un té a la luz de las velas en el oscuro invierno escandinavo, pero son conscientes de que las velas también emiten CO2.  Para ello utilizan velas, con ceras orgánicas y ecológicas, y las instalan en recipientes de vidrio reutilizables.

health_beauty axel

Foto Centro de Belleza  Axel
Animan a sus invitados a participar, y en cada habitación se encuentra una lista de métodos rápidos y sencillos para reducir su impacto negativo sobre el medio ambiente: duchas de tres minutos en vez de baños largos, cerrar el grifo al lavarse los los dientes,  ayudar a clasificar la basura, no abrir las ventanas cuando la calefacción central está encendida, etc.
Su página principal es CO2 neutral, porque compran las emisiones correspondientes a la cantidad de CO2 que genera el mantenimiento y el tráfico de su página web.

¡ Si eliges este tipo de establecimientos tu mente y tu corazón lo agradecerán, además del planeta !

Fuente: www.hotelguldsmeden.com