A partir de este mes de julio los países de la Unión Europea deberán aplicar una normativa comunitaria que limita el número de pollos por metro cuadrado en las granjas, con el fin de mejorar el bienestar de los pollos.

La normativa regula a 33 Kilogramos de pollo por metro de cuadrado, que podrá ampliarse a 39 kilos, excepcionalmente, si se cumplen determinados requisitos de bienestar animal, como por ejemplo índices de mortalidad, fijados en una fórmula. Estas aves pesan entre uno y tres kilos. Además, habrá un «plus» por el cual la concentración de pollos podrá aumentar tres kilos más, hasta 43 kilos por metro cuadrado, también bajo ciertas condiciones.

En España, el Gobierno aprobó en mayo un Real Decreto para reforzar la protección de cría de este tipo de animales, con el fin de recoger las últimas reglas comunitarias y fijar las condiciones de las explotaciones, la ventilación, iluminación y los niveles de ruido.

La organización Eurogrupo por los animales ha afirmado, en un comunicado, que la nueva regulación mejorará poco el bienestar de los pollos, porque es una «farsa» y sólo mantiene lo que los avicultores aplican, además de recordar que cuando los países de la UE la acordaron, rebajaron mucho los requisitos respecto a las propuestas iniciales.

Para evitar este abusa animal, a la hora de comprar huevos en el supermercado, podemos seleccionarlos “ecológicos” que sean respetuosos con los derechos de los animales. El secreto está escrito en el código de la cáscara. Fíjate bien…, para más detalles ver este artículo: “Huevos ecológicos: Por un consumo responsable”

Fuente: www.elmundo.es