La Fundación Félix Rodríguez de la Fuente (FFRF) ha presentado esta semana en Aranjuez (Madrid) y Calamocha (Teruel) un manual de buenas prácticas con los árboles singulares, que persigue el objetivo de fomentar la conservación activa de este patrimonio natural y cultural, cada día más amenazado.

Este manual ofrece la imagen central del drago centenario de Icod de los Vinos, el árbol singular más famoso de España, acompañada por una representación de los ejemplares más notables de cada comunidad autónoma, en un intento por destacar la importancia que tiene este patrimonio en todo el país.

dragomilenario ¿Cómo se puede proteger a los árboles centenarios?

Drago centenario de Icod de los Vinos, Tenerife (Islas Canarias)

La publicación se ha presentado en las IV Jornadas sobre Árboles Monumentales de España, que se hancelebrado en Aranjuez el jueves y viernes, 21 y 22 de octubre, y en las II Jornadas sobre la cultura de los árboles trasmochos en Europa, que han tenido lugar en Calamocha, el día 22.

En ambas, la FFRF se explica la importancia de la educación como principal herramienta para divulgar el peligro que algunas actuaciones bienintencionadas pueden suponer para estos seres vivos, los más viejos que habitan el planeta.

La Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, desde su Programa Convergencia Rural Naturaleza (RuNa), trabaja activamente para revalorizar socialmente los árboles monumentales del territorio nacional como punto de encuentro del hombre con la naturaleza.

Para ello cuenta con la colaboración y asesoramiento técnico del Observatorio Convergente de Árboles Singulares, integrado por expertos de reconocido prestigio que son los autores de los textos de esta campaña. Se trata de generalizar la protección de ejemplares únicos e irrepetibles, a través de la divulgación tanto de sus necesidades y cuidados básicos, como del conocimiento de aquellas intervenciones en su entorno capaces de acabar involuntariamente con ellos.

En este sentido, directora general de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, Odile Rodríguez de la Fuente, ha denunciado que “los árboles singulares constituyen uno de los patrimonios con menor reconocimiento legal y asignación de recursos en nuestro país”.


“Para mi padre era muy importante la existencia de la que él llamaba ‘vieja tronca’, ese árbol señero descanso del pastor donde convivían en armonía aves y mamíferos salvajes”, ha destacado Odile Rodríguez de la Fuente.

“Hoy esas viejas troncas son las que debemos proteger entre todos como un inmenso legado para las generaciones futuras”. Por esta razón, la campaña pretende fomentar entre los ayuntamientos españoles la adopción de una Ordenanza Municipal de Protección del Arbolado de Interés Local. Esta iniciativa sigue el ejemplar modelo redactado por el Departamento de Árboles Monumentales de la Diputación de Valencia y que ya ha sido asumido por casi un centenar de municipios de todo el Estado.

Para la directora de la FFRF, “las consecuencias de dicho olvido son terribles, pues más del 80% de los ejemplares han desaparecido a lo largo del último siglo y el resto se encuentran, en muchos casos, en peligro”.

Este material será enviado a todos los municipios españoles con el fin de fomentar la protección, conservación y puesta en valor de los árboles monumentales, gracias a un convenio de colaboración firmado entre la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente (FFRF) y la Diputación Provincial de Valencia. Paralelamente, se distribuirá en formato digital a través de la plataforma RuNa y de las diferentes redes sociales en donde la FFRF tiene una importante presencia activa.

Así, según la FFRF, se quiere lograr que tanto quienes gestionan estos árboles y los espacios que ocupan, como los vecinos que los disfrutan, se animen a conservar los viejos árboles y transmitirlos en el mejor estado posible a sus descendientes como una parte esencial de su cultura y tradición y emblema de vida y sabiduría.

Descarga aquí el manual

Fuente: FFRF