Llegan las vacaciones de Semana Santa y con ellas horas y horas de tiempo libre que podemos invertir con la familia haciendo actividades al aire libre. Pero si el tiempo no acompaña, o para esos ratos de tranquilidad en casa, os traemos algunas manualidades con materiales reciclados y temática estacional para manteneros entretenidos y que los más pequeños de la casa también pasen un buen rato.

caretas-pascua

Los huevos de pascua son una tradición anglosajona que está cogiendo fuerza en nuestro país. Se cree que su origen de decorar los huevos es etrusco, aunque el hecho de comer huevos finalizado el invierno es una reminiscencia de la Edad de Hielo, cuando tras el duro invierno sin apenas alimento, las aves migratorias regresaban y comenzaba su etapa reproductiva. A día de hoy, en Pascua se esconden huevos, ya sean de chocolate o de gallina, bien decorados en el jardín o la casa con el fin de que el Domingo de Pascua los más pequeños pasen un buen rato buscándolos.

Además de los huevos de chocolate, podemos decorar nuestra casa con huevos hechos a mano mediante materiales reciclados. Una experta en manualidades recicladas es TheBrisalatina que nos trae en su canal de youtube una entretenida manera de crear vistosos Huevos de Pascua con las portadas de las revistas. Otro método es crear una pasta con las hueveras vacías y modelar huevos que luego pintaremos y decoraremos a nuestro gusto.

Pero a la hora de buscar y recoger nuestros Huevos de Pascua es necesario una cesta y que mejor forma de pasar el tiempo previo a ese día que creando nuestra propia cesta y decorándola. Hay miles de materiales con los que podemos crear una cesta en casa, desde la más sencilla con un plato de cartón, ideal para los más pequeños, a las creadas con papel reciclado. Una vez hechas solo quedará decorarlas al gusto para tener una cesta única.

gallinas recicladas (1)[3]

Por último no nos podemos olvidar de la decoración en estos días. Con hueveras viejas y poco más podemos crear estas estupendas gallinas para colocar nuestros huevos decorados. Y si lo que queremos en un conejito, con el rollo de cartón del papel de cocina o el higiénico podemos hacer verdaderas maravillas. Solo necesitamos tiempo e internet para buscar nuevos modelos.