DSCF1148

Ayer en BioCultura hemos tenido el placer de conocer de primera mano el proyecto de casa ecológica Xilacurve. Una sistema modular de construcción en madera realizada en forma de Iglú, como podéis apreciar en la imagen de la maqueta a escala “playmobil”.

El Xiglu, como así lo denominan a este innovadora vivienda, se compone de una cúpula semiesférica en forma de iglú con 6 metros de diámetro dividida en 12 módulos prefabricados. Estos módulos por un lado cumplen el objetivo de ofrecer una construcción más eficiente, rápida y asequible al bolsillo que la arquitectura tradicional, y por el otro lado ofrecen la posibilidad de personalizar y transformar tu Xiglú, de forma que se adapte a las necesidades del cliente en cada momento.

planta

Su diseño realizado mediante módulo prefabricados, facilita su montaje y desmontaje. La ensambladura o ensamblaje de las piezas se realiza mediante la técnica de cola de milano para evitar utilizar tornillos o elementos químicos como pegamentos, colas, etc.

planta-suite-rural

Además el ensamblado modular hace que se pueda reformar la vivienda las veces que uno quiera, con tan solo cambiarlos de lugar, incluso desmontar la casa y llevarla a otro lugar. Se calcula que la duración máxima de construcción de un Xiglú estándar es de dos días.

Los fundadores

XilaCurve

Este proyecto ha sido posible gracias a la tenacidad y el esfuerzo de sus fundadores Juan José Campos y Javier Cejudo que han estado una año entero en el “backoffice” ideando el prototipo para poderlo sacar en esta edición de BioCultura Madrid ,una vez que han pasado los trámites de la patente.

Xilacurve cuenta además con el apoyo de Satt ecoarquitectura para desarrollar con éxito el sistema de edificación Xiglu. Satt es una oficina de arquitectura dedicada desde hace 10 años a la investigación y desarrollo de proyectos, metodologías y sistemas de construcción basados en la ecología social y medioambiental.

Según los fundadores, su misión es: “Ofrecer un sistema de edificación modular, transportable, ecológico y accesible para personas que quieran ser protagonistas en los procesos de diseño y construcción de sus espacios vitales: hogar, trabajo, ocio, cultura, etc. Y generar una comunidad que cocreará el conocimiento colectivo compartido en torno a Xilacurve.”

Y además:

En el stand de EcoHabitar se respira talento por los cuatro costados. En el rato que estuvimos con Javier, tuve el placer de “desvirtualizar” a Diana de logicaeco.es y su proyecto Laecolimpia, un servicio de limpieza profesional con productos ecológicos para promover espacios limpios pero también saludables. Además tuvimos el placer de conocer a Iñaki Alonso de Satt ecoarquitectura y colaborador en Xilacurve con su proyecto ecómetro, un software de gestión medio ambiental en código libre o “open source” para servir de apoyo al estudio del impacto ambiental de los edificios con una herramienta eficaz pero a su vez potente gracias al desarrollo colaborativo.

Bueno esto es sólo el principio, en próximas entregas os informaremos más detenidamente de estos tres novedosos y prometedores proyectos medioambientales: Xilacurve, Laecolimpia y el ecómetro. ¡Para que luego digan que no hay talento en España…!

Podéis acercaros a verlos a BioCultura en el en el stand 440, junto a los arquitectos de Satt, dentro del Espacio Ecohabitar.

Nos vemos en BioCultura