Un iceberg de un billón de toneladas se ha desprendido del norte de la Antártida, será uno de los 10 mayores icebergs jamás registrados según los científicos.

Un iceberg gigante se desprende de la Antártida

Animación de las imágenes recogidas del Sentinel-1 mostrando las etapas más significativas en la propagación de la grieta y culminando con su desprendimiento en julio de 2017

Se estima que el bloque gigante de hielo cubre un área de aproximadamente 6.000 kilómetros cuadrados, el equivalente a una cuarta parte del tamaño de Gales.

Los científicos lo esperaban. Habían estado siguiendo el fatal desenlace de la fractura en la plataforma de hielo llamada Larsen C durante más de una década, pero se había acelerado desde el 2014.

Los datos satelitales confirman el nacimiento, billones de toneladas de hielo desprendido del Larsen C van a la deriva cambiando la fisonomía de la península Antártica.

El iceberg está siendo monitoreado debido a su peligrosidad, las corrientes y vientos podrían convertirlo en un riesgo para el transporte marítimo.

Con 6000 kilómetros cuadrados, el nuevo iceberg, que se espera recibir el nombre de A68, es la mitad del tamaño del iceberg B-15 que se separó de la plataforma de hielo de Ross en el año 2000, pero se cree que está entre los 10 mayores icebergs jamás registrados.

La fractura en la plataforma de hielo del Larsen C creció durante varios años años seguidos, pero sólo entre el 25 de mayo y el 31 de mayo, la brecha creció 17 km, el mayor aumento desde enero. Entre el 24 de junio y el 27 de junio el movimiento del hielo aceleró, alcanzando una tasa de más de 10 metros por día para la sección ya cortada.

Según Adrian Luckman, profesor de glaciología en la Universidad de Swansea y líder del proyecto Midas, que se centra en el estado de la plataforma de hielo,  

“Hemos estado anticipando este evento durante meses, y nos hemos sorprendido de cuánto tiempo le tomó a la grieta romper los últimos kilómetros de hielo. Seguiremos monitoreando tanto el impacto de este evento de parto en la plataforma de hielo de Larsen C como el destino de este enorme iceberg.

El iceberg es uno de los más grandes registrados y su progreso futuro es difícil de predecir. Puede permanecer en una sola pieza, pero es más probable que se rompa en fragmentos. Parte del hielo puede permanecer en el área durante décadas, mientras que partes del iceberg pueden derivar hacia el norte en aguas más cálidas.

El reciente desarrollo en sistemas de satélites como Sentinel-1 y MODIS han mejorado enormemente nuestra capacidad de monitorear eventos como este “.

Y… TODO ESTO, ¿TIENE ALGO QUE VER CON EL CAMBIO CLIMÁTICO?

La noticia del iceberg gigante se produce después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara que Estados Unidos se retirará del acuerdo climático de París de 2015, un acuerdo firmado por más de 190 países para hacer frente al calentamiento global.

Ahora, el iceberg está a merced de las corrientes oceánicas, podría durar décadas, dependiendo de si entra en aguas más cálidas o se adentra en zonas más frías.