Como cabría esperar Trump se negó a comprometerse con el acuerdo de París sobre el cambio climático, en la 43ª cumbre del G7 celebrada en Taormina, Sicilia, Italia.

Donald Trump, da la espalda al Acuerdo de París

Trump sacando pecho en la cumbre de Taormina (Credit: AP)

Trump dio calabazas a los líderes del G7, en la declaración conjunta de la cumbre del sábado. El presidente estadounidense, Donald Trump, se negó a alinear a Estados Unidos en la lucha contra el cambio climático, no asumiendo los compromisos adquiridos y ratificados en 2016 por Obama en el acuerdo de París.

Pocas esperanzas teníamos de que un “negacionista confeso” del cambio climático como Donald Trump diera un “sí quiero” al Acuerdo de París. Sobre todo, después de referirse al calentamiento global como “un cuento chino”, con insinuaciones de derogar todo el gasto federal en materia de energía limpia según pisara la Casa Blanca, en sus perlas tuiteras durante la campaña presidencial estadounidense.

La arrogancia de Trump era palpable en la cumbre

La falta de sintonía de Trump en la cumbre de Taormina respecto a los demás líderes del G7 era palpable y sobre todo cuando se habla de cuestiones ambientales.

Según la declaración de Taormina:

“Los Estados Unidos de América están revisando sus políticas sobre cambio climático y sobre el Acuerdo de París, por lo que no están en condiciones de unirse al consenso sobre estos temas. Comprendiendo este proceso, los Jefes de Estado y de Gobierno del Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y el Reino Unido y los presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión Europea reafirman su firme compromiso de aplicar rápidamente el Acuerdo de París”.

¿Todavía hay esperanza?

La verdad es que el presidente estadounidense no dijo ni “si” ni “no”, ni todo lo contrario…

El presidente Trump tuiteó al concluir la Cumbre del G7: “Voy a dar mi decisión final sobre el acuerdo de París la semana que viene”.

Postura muy grave, irresponsable y absurda

El coportavoz de Equo, Juan Antonio López de Uralde, en un comunicado a Europa Press, ha calificado de “muy grave, irresponsable y absurda” la postura del presidente de EE.UU, expresando que “el abandono de Estados Unidos del Acuerdo de París no debe frenar la lucha contra el cambio climático”.