Es difícil encontrar un champú ecológico suavizante, después de estar experimentando con muchos, llegas a la conclusión de que es como buscar una aguja en un pajar; pero no, ¡por fin apareció uno de ellos! La mayoría de los champús ecológicos o biológicos limpian muy bien, te dejan el pelo brillante y con un aroma natural increíble, pero a la hora de pasar el peine, ¡es imposible!, sobre todo si tienes el cabello fino.

La solución: o adquieres además un suavizante de buena calidad que funcione, o te pasas a los champús ecológicos suavizantes, un 2 en 1 que hace maravillas con el cabello fino, frágil o seco. La marca estadounidense Aubrey es una de las que ha sacado al mercado unos champús que funcionan a la perfección.

Champú ecológico suavizante

El champú ecológico suavizante deja el cabello nutrido en profundidad y muy manejable.

El champú que estabas buscando

El Champú Islands Naturals a base de mango, coco, aceite de aguacate y manteca de karité orgánicos, entre otros ingredientes, deja el pelo con una hidratación y nutrición espectacular que se aprecia según te pasas el peine, y mucho más cuando terminas de realizar el styling. Una reparación tropical intensa que se mantiene en el tiempo con el uso prolongado.

Existe el acondicionador de la misma línea, pero según mi consejo no es necesario, a no ser que tengas el cabello muy muy largo, encrespado o hiper rizado. Otra buena noticia de este champú, es que necesitas una pequeña dosis para que haga efecto. Lo ideal es que lo emulsiones junto con agua en un envase y lo apliques por toda la superficie del pelo. Si puedes, lo dejas actuar dos minutos, ¡y ya está listo para ser secado!

Champú ecológico suavizante

Champú Islands Naturals a base de mango, coco, aceite de aguacate y manteca de karité orgánicos.

Certificado y sin químicos

Libre de parabenos, aceites minerales, sulfatos, gluten, PVP, colorantes artificiales o phtalatos y sin organismos genéticamente modificados. Es una buena opción para personas con cabello y cuero cabelludo sensible, ya que su fórmula no lleva SLS, y además está enriquecida con aloe vera, extracto de pomelo, pimienta y vitamina E.

La marca es toda una referencia en el mundo de la sostenibilidad, ya que los productos se realizan en un planta con certificado LEED (que vienen a ser como los “óscars de la arquitectura verde”) que utiliza en su totalidad energía renovable con un uso racional del agua para su producción; y la mayor parte de sus envases provienen del reciclaje, fabricando todo sus productos a mano en lotes de 50 para garantizar su frescura.

Sus certificaciones son reconocidas en todo el mundo: USDA, BDIH, Leapping Bunny, NPA, QAI y NSF/ANSI.