La grieta en el hielo que parece destinada a crear un iceberg gigante en la Antártida sigue creciendo…

La fractura en la plataforma de hielo Larsen C ha crecido 10 km más desde el 1 de enero.

La grieta de hielo en la plataforma del Larsen C sigue creciendo

Fractura de la placa de hielo Larsen C donde se muestra el avance

Si la grieta se propaga tan solo unos 20 km más, dejará a la deriva un iceberg igual de grande que una cuarta parte del tamaño de Gales.

Eso lo convertiría en uno de los icebergs más grandes jamás registrados, según investigadores de las universidades de Swansea y Aberystwyth, y el British Antarctic Survey.

La noticia de la grieta de alargamiento en la plataforma de hielo flotante de 350 metros de espesor en el lado oriental de la Península Antártica proviene del sistema de satélites Sentinel-1 de la UE.

Compuesto de dos naves espaciales, esta capacidad de orbitar puede monitorear continuamente Larsen C sin importar el tiempo que haga,  porque sus sensores de radar ven a través de las nubes.

Sus datos indican que la fisura se extiende ahora para unos 195 km. Pero el tiempo que pasará antes de que el bloque de 5.000 kilómetros cuadrados finalmente se libere es una suposición, dice el profesor de Swansea, Adrian Luckman.

Imagen de las plataformas de hielo de la Antártida

Imagen de las plataformas de hielo de la Antártida donde se muestra la superficie del Larson C marcada en amarillo, con una extensión de 48,600 Km cuadrados

“La punta de la grieta acaba de entrar en una nueva zona de hielo más blando, lo que ralentizará su progreso”, dijo a BBC News.

“Aunque se puede esperar que cualquier extensión para acelerar el punto de parto, en realidad sigue siendo imposible predecir cuándo se romperá porque el proceso de fractura es tan complejo.

“Mi sensación es que este nuevo desarrollo sugiere que algo sucederá dentro de semanas o meses, pero hay una posibilidad externa de que el crecimiento futuro será lento por más tiempo que eso.

“A veces el crecimiento de la fisura es provocado por oleaje oceánico originado en otros lugares, lo cual también es difícil de predecir”.

Y… todo esto, ¿tiene algo que ver con el Cambio Climático?

Un hecho aislado del clima no puede ser determinante, pero que haya sido 2016 el año más caluroso de la historia por tercer año consecutivo, y que esté aumentando las emisiones de gases de gases de efecto invernadero a pasos agigantados, que atrapan el calor como resultado de la quema de combustibles fósiles y la deforestación, pude que sean determinantes en el calentamiento global de la atmósfera y los océanos, lo que a su vez induce al deshielo de la Antártida.

Nos gusta la opinión de nuestros lectores: Puedes participar dejando un comentario abajo… ¡Gracias!