Francia es el primer país que ha aprobado una ley para prohibir los platos y vasos de plástico.

Francia prohíbe los platos y vasos de plástico

El plástico es un problema ambiental muy importante ya que no es biodegradable y plantea una gran amenaza para la vida silvestre, en particular en los océanos.

La cantidad de basura de plástico que generamos cada año está aumentando a un ritmo alarmante, según el último estudio elaborado por el Foro Económico mundial.

Además de ser un problema ambiental de grandes dimensiones, la producción de plástico utiliza millones de barriles de petróleo cada año.

La nueva ley entra en vigor en 2020

Francia ahora prohíbe la venta de este todo tipo de utensilios de plásticos para uso en alimentación, pero seguirá permitiendo la venta de productos compostables y de origen biológico, esta ley entrará en vigor en 2020.

La nueva ley es una continuación de la que prohibió las bolsas de plástico en las tiendas de comestibles el julio pasado, y ambas son parte de la Ley de Crecimiento Verde del país Galo.

Francia, después de COP21 del año pasado que se celebró en París, quiere promover la reducción de los residuos, fomentando el reciclaje.

Sólo el 1 por ciento de los platos y vasos de plástico se recicla

Se calcula que en Francia de los casi 5 millones de vasos y platos de plástico que se tiran a la basura, sólo el 1 por ciento se recicla.

Ante la noticia de la prohibición los platos, vasos y utensilios de plástico, el presidente francés, François Hollande, dijo: el objetivo es “hacer de Francia una nación ejemplar en términos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la diversificación del modelo energético y el aumento del despliegue de las energías renovables”.

Algunos detractores de esta medida argumentan que viola la legislación vigente de la Unión Europea en relación con la libre circulación de mercancías y la protección de los fabricantes.