Informe Planeta Vivo 2012 thumb WWF: Informe Planeta Vivo 2012

WWF lanza hoy a nivel mundial su “Informe Planeta Vivo 2012”, una evaluación bianual que analiza la situación de la biodiversidad global y mide la demanda de la población sobre los recursos naturales de la Tierra.

Elaborado por WWF, en colaboración con la Sociedad Zoológica de Londres, ZSL, y la Red Global de la Huella Ecológica, Global Footprint Network, a quienes se suma este año, la Agencia Espacial Europea, la presentación del informe se realizará en simultáneo en todo el mundo, escogiéndose a Valdivia para su lanzamiento en Chile, a partir de las 11 horas en el Auditórium 3 del Edificio Nahmías, Campus Isla Teja de la Universidad Austral de Chile, UACH.

El informe se lanza sólo cinco semanas antes de que las naciones, empresas y la sociedad civil se reúnan en Río de Janeiro para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20). Veinte años después de la última Cumbre de la Tierra, esta reunión es una oportunidad clave para que los líderes mundiales reafirmen su compromiso de crear un futuro sostenible.

Disminuye en un 30% las especies, sobre todo en zonas tropicales

Los resultados del informe no son nada buenos. El estado de la biodiversidad global muestra una disminución de cerca del 30 por ciento entre 1970 y 2008, basado en 9.014 poblaciones de 2.688 especies de aves, mamíferos, anfibios, reptiles y peces. La zona sombreada sobre el índice, representa los límites de confianza del 95% alrededor de la tendencia; cuanto más ancha sea la sombra, más variable es la tendencia.

image thumb WWF: Informe Planeta Vivo 2012

Estamos utilizando un 50 por ciento más de los recursos que la Tierra puede producir de manera sostenible.

La huella ecológica de la Tierra, uno de los otros indicadores clave que se utilizan en el informe, ilustra cómo nuestra demanda de recursos naturales se ha vuelto insostenible, como se puede apreciar en el gráfico.

image thumb1 WWF: Informe Planeta Vivo 2012

Estamos viviendo como si tuviéramos un planeta extra a nuestra disposición. Estamos utilizando un 50 por ciento más de los recursos que la Tierra puede producir de manera sostenible y, a menos que cambiemos el rumbo, ese número crecerá rápidamente, e incluso para el año 2030 dos planetas no serán suficientes”, señaló Jim Leape, Director General de WWF Internacional.

A continuación se muestra el mapa mundial de la huella ecológica en 1961 y la de 2008:

image thumb2 WWF: Informe Planeta Vivo 2012

image thumb3 WWF: Informe Planeta Vivo 2012

En 2050, dos de cada tres personas vivirán en ciudades.

Según el informe, más del 50 por ciento de la población del mundo vive ahora en áreas urbanas. Se prevé que aumente esta cifra, ya que el mundo se está urbanizando rápidamente, en especial en Asia y África. Normalmente la urbanización llega junto al aumento de ingresos lo que, a su vez, conduce a un incremento de las huellas ecológicas, especialmente por el aumento de las emisiones de carbono. (Poumanyvong y Kaneko, 2010). Por ejemplo, la Huella Ecológica media de un residente de Pekín es casi tres veces mayor que la media de China (Hubacek et al., 2009). Globalmente, los habitantes de las ciudades son ya responsables de más del 70 por ciento de las emisiones de CO2 relacionadas con los combustibles fósiles. Sin embargo, las ciudades bien planificadas pueden también reducir emisiones directas de carbono a través de la gestión adecuada de la densidad y la disponibilidad de transporte colectivo. Por ejemplo, las emisiones per cápita de Nueva York son un 30 por ciento menores que la media de Estados Unidos.

El mayor crecimiento está en ciudades de menos de un millón de habitantes

Las ciudades con menos de un millón de habitantes totalizan ya más del 60 por ciento de todos los habitantes urbanos (UNFPA, 2007). El siguiente gráfico muestra que la mayor parte del crecimiento de la población urbana no se dará en las megaciudades maduras y más conocidas como Pekín, Londres, Los Ángeles, Ciudad de México y Bombay (todas con más de 10 millones de habitantes). En cambio, se dará ciudades más pequeñas (de menos de un millón de habitantes). Por ejemplo, la población de Gaborone, la capital de Botsuana, subió de 17.700 en 1971 a más de 186.000 en 2007. En 2020, se prevé que su población supere los 500.000 habitantes.

image thumb4 WWF: Informe Planeta Vivo 2012

 

Conclusión

Utilizamos un 50 por ciento más de recursos de los que la Tierra puede proveer, y esto es insostenible. Pero:

  • Podemos cambiar este rumbo si conseguimos entre TODOS producir el alimento necesario sin aumentar la huella ecológica, sin destruir más bosques o utilizar más agua o sustancias químicas.
  • Podemos mejorar la huella hídrica asegurando que haya suficiente agua para nuestras necesidades y también para conservar la salud de los ríos, lagos y humedales de donde proceda, utilizando técnicas de regadío más inteligentes y una mejor planificación de los recursos hídricos.
  • Podemos satisfacer todas nuestras necesidades energéticas de fuentes limpias como el viento y la luz del sol, disminuyendo considerablemente la energía que consumimos, aumentando la eficiencia energética de nuestros edificios, electrodomésticos, vehículos y fábricas.

Si queréis el informe Planeta Vivo 2012 lo podéis descargar aquí.

Fuente: WWF