En estos tiempo de crisis mundial la mayoría de las empresas de ropa líderes en el mercado internacional , buscan abaratar costes deslocalizando la producción en fábricas con abundante mano de obra, generalmente femenina, a precio de saldo. Esto es legal, pero ¿a qué precio?

Normalmente estos países violan sistemáticamente los derechos laborables de las personas que son empleadas para “sacar” el trabajo al menor coste de fabricación posible, digo de fabricación porque en la venta final no se han experimentado bajada en los precios alguna. Además sigue existiendo explotación infantil, salarios de miseria muy a menudo pagados con retraso de meses, horas extraordinarias abusivas que no se remuneran según la ley, intimidación y acoso a lo/as trabajadores/as cuando éstos/as tratan de formar un sindicato para mejorar sus condiciones de trabajo.

¿Os explicáis que hay detrás de un bikini cuyo pvp es de 5,95 euros? pues personas de China y Bangladesh que fabrican el 47% de toda la ropa que compramos aquí. Están produciendo en países como Bangladesh, India, Vietnam, Camboya y Pakistán, donde los salarios están por debajo del umbral de la pobreza que establece Naciones Unidas.

Si nos centramos en Bangladesh, el país con los salarios más bajos de la industria global de ropa -16,60 euros al mes de salario mínimo legal-, los/as trabajadores/as han tenido que salir a la calle ante la situación insostenible en la que viven. Ya no sólo por los salarios y las jornadas extenuantes sino por la inseguridad e insalubridad en las fábricas. En los últimos diez años, los mal llamados “accidentes” en algunas fábricas se han cobrado la vida de 273 trabajadores y trabajadoras.

Curiosamente, en España se anuncian Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) en Galicia, y en otros puntos de la geografía española, y se acelera la destrucción de empleo en el sector textil.

Sirva este informe elaborado por “Campaña Ropa Limpia“, coordinada en España por SETEM, para hacernos pensar en lo que hay detrás de las prendas que compramos sin reflexionar porqué podemos comprar una camiseta por 3,95 euros.

Desde la Campaña Ropa Limpia (CRL) se pretende:

  • Que las empresas cumplan los derechos laborales y humanos en toda su cadena de producción y que publiquen la lista de proveedores dentro de su política de transparencia
  • Que garanticen salarios dignos para que las personas puedan vivir dignamente
  • Que los gobiernos nacionales no concedan subvenciones a las empresas que no demuestren el cumplimiento de los derechos humanos laborales
  • Que exista un marco regulatorio internacional y un organismo supranacional para vigilar, sancionar y hacer frente a los abusos de las empresas que operan en terceros países.

Fuente:

Verding.es

La moda en imágenes

Campaña Ropa Limpia