En la Exposición Tecnológica de Beijing se ha presentado esta idea que aúna autobús y metro en superficie. Uno de los mayores problemas que tienen en China son los atascos. Durante años los chinos han estudiado y probado sin éxito diferentes maneras de reducir el tráfico.

Según informa el portal Chinahush, el autobús, que ha sido diseñado por la empresa Shenzhen Hashi Future Parking Equipment, se parece más a un metro o a un tren, tiene seis metros de alto y circula sobre unas vías colocadas a ambos lados de la carretera. Su peculiaridad es que tiene toda la parte baja hueca, es decir, funciona como si fuera un túnel. Por lo que permite a vehículos de menos de dos metros de altura circular por debajo de él sin ningún problema.

Está pensado con una capacidad de 1200 a 1400 pasajeros, su coste de construcción es un 10% del metro tradicional y puede descongestionar las carreteras entre un 20% y un 30%.

Además, el autobús funciona tanto con electricidad como con energía solar, por lo que es más ecológico para el medio ambiente que los autobuses convencionales.

En un futuro próximo, el modelo se va a poner en funcionamiento un proyecto piloto en el Distrito Mentougou de Beijing.

Más barato, más ecológico; pero queda una pregunta: ¿Es lo suficientemente seguro este nuevo medio de transporte?

Fuente: http://allpe.blogspot.com/